Seleccionar página

Maquillaje de día paso a paso

Oct 31, 2017Belleza

Muchas de nosotras decidimos usar maquillaje de día por una variedad de razones, como el querer ocultar alguna que otra espinilla o simplemente por el hecho de querer resaltar nuestra belleza natural. Sea cual sea la razón, una puede pensar que es un momento tedioso en nuestras mañanas o que se tiene que ser una experta en el tema, pero no tiene que hacer así. Os explicare como crear un bello maquillaje de día paso a paso, sencillo y rápido.

Primero que nada hay que limpiar nuestro rostro, pensad en el como un lienzo, no queremos obstruirlo ya que esto solo causaría una variedad de problemas en nuestra piel. Después procedemos a continuar con nuestra rutina de maquillaje de día, que consiste en hidratarla y aplicar bloqueador solar para mantenerla sana y joven.

Después procederemos a aplicar un primer, este sirve para crear una base para una aplicación de mayor facilidad y que nuestro maquillaje dure por más tiempo. El que decidamos usar dependerá del efecto deseado como es el de hidratar, minimizar poros, matificar, etc. Una vez elegido nuestro primer, procederemos a aplicar una pequeña pero suficiente cantidad en el rostro y lo esparciremos con la yema de los dedos hasta asegurar que quede bien aplicado, dejándolo actuar un par de minutos.

Ahora procederemos a usar la base de maquillaje, que bien sabemos que no es fácil encontrar una base de maquillaje por tantos factores como el tono, el efecto proporcionado, subtono, entre otros, ademas que no todo lo que funciona para una persona funcionara igual para otra. ¡Pero no desaniméis! Actualmente existe una gran variedad de bases en el mercado, así que solo hay que tener un poco de paciencia e ir de prueba a error; una muy buena opción para un maquillaje de día son las BB cream, estas ofrecen un acabado más natural, protección solar e hidratación. Para aplicar nuestra base, pondremos un poco del producto en la parte posterior de la mano para asegurar que no estemos desperdiciando nuestra base y aplicaremos puntos por toda la cara con las yemas de los dedos o con una esponja de maquillaje. Después la difuminaremos por todo el rostro y el cuello, esto para evitar el efecto máscara.

A continuación utilizaremos un corrector de maquillaje. Este servirá para ocultar las imperfecciones que nuestra base no alcanzo a atenuar, ademas de proporcionar iluminación a ciertos puntos de la cara. Para elegir un buen corrector, lo ideal es que este sea uno o dos tonos más ligero que el de nuestra base, y no os confundáis al ver correctores de diferentes colores (como verde, amarillo, etc.) que estos sirven para neutralizar colores específicos. Aplicaremos el corrector en forma de puntos en los lugares que queremos ocultar, en forma de triangulo en las ojeras (esto resaltará más tu mirada) y lineas en la frente y en nariz, ya hecho esto difuminaremos correctamente.

Ahora usaremos un polvo de maquillaje, el cual servirá para sellar y alargar la duración de nuestro maquillaje. Una muy buena opción son los polvos translucidos puesto que estos matificaran el rostro sin alterar los pasos previos de nuestro maquillaje. Con la ayuda de una brocha para polvos, aplicaremos nuestro polvo por todo el rostro y cuello.

Seguidamente definiremos nuestras cejas, debido a que los pasos que hemos realizado hasta ahora las han opacado. Podemos seleccionar desde polvos hasta lapices especiales para las cejas. Para definirlas, simplemente aplicaremos el producto siguiendo el crecimiento natural de estas, utilizando pequeñas cantidades y aplicando como si estuviéramos dibujando cada cabello de nuestra ceja.

Posteriormente utilizaremos rubor o bronceador. Estos productos sirven para dar color y un aspecto radiante a nuestro rostro. Elegiremos el color que se adecue de mejor manera a nuestro color natural y en el caso de los rubores, el que se parezca más al color de cuando nos sonrojamos. La mayoría de estos se encuentran en forma de polvos o en cremas, que proporcionan un acabado natural y aspecto sano al rostro. Aplicaremos nuestro rubor o bronceador con la ayuda de una brocha en las mejillas, difuminando hasta el contorno del rostro.

Luego, aplicaremos maquillaje en nuestros ojos. Las sombras ayudan a cambiar el aspecto del maquillaje, en este caso, los tonos claros son las más ideales para el día debido a que iluminan la mirada, mostrando unos ojos más grandes y llenos de luz. Después, utilizaremos un delineador para complementar las sombras, aplicando solamente en la línea superior. Al terminar esto, agregaremos una capa de rímel para acentuar nuestras pestañas.

Y por ultimo, daremos color a nuestros labios con el uso de un labial. Para el maquillaje de día, utilizaremos tonalidades claras como pueden ser los corales, rosas, o un clásico rojo.

¡Listo! Hemos creado un maquillaje de día sencillo que podrás usar a diario, en un total de 15-20 minutos.

Pin It on Pinterest

Share This